Pocas personas se han dedicado con tanto denuedi a la recuperación de la cultura popular mallorquina como Francesca Adrover. Guitarrista y cantante, se erigió en una de las figuras más importantes de la música tradicional, dedicando casi toda su vida al trabajo e investigación en este campo. Sus cantos y acordes resuenan todavía en las plazas de la isla, especialmente en su pueblo, Felanitx, donde era muy apreciada. Fue corazón y alma de grupos como Sis Som, Tramudança o S'Estol des Gerricó...

Publicat al diari La Vanguardia, el 24 de Maig de 2013
Adjunts:
Descarregar aquest arxiu (la_vanguardia_25-05-13.jpg)La Vanguardia 25-05-13[ ]275 kB